Procesos Electroquímicos

º     ELECTRO-COAGULACIÓN

El proceso de EC consiste en la desestabilización de una suspensión, emulsión o solución de contaminantes en el agua por medio de la aplicación de una corriente eléctrica directa. Esta corriente eléctrica es la fuerza electromotriz que induce las reacciones químicas que, simultáneamente, neutralizan la carga neta de la superficie de los contaminantes y producen (in situ) agentes químicos que actúan como núcleos de aglomeración de partículas. El diseño de los equipos para Electrocoagulación depende de la naturaleza de los contaminantes y de su concentración. Si los sólidos sedimentables son dominantes en la mezcla, el equipo debe estar diseñado en función de la sedimentación en la fase de separación secundaria; en cambio, si la mezcla tiene una gran carga de aceites y grasas, así como sólidos de baja densidad, el equipo debe ser diseñado con un sistema de recolección de flotados.